Ejercicios de concentración

La habilidad de mantener nuestra atención fija en una sola cosa o actividad por un período determinado de tiempo se conoce como concentración y es una de las cualidades más valiosas que puede tener cualquier estudiante o profesional. Existen distintos factores como ejercicios de concentración para mejorar nuestra capacidad.

Afortunadamente la capacidad para concentrarse se puede mejorar a través de una serie de hábitos que podemos desarrollar. La capacidad de concentración es como un músculo que puede ejercitarse y a continuación te mostraremos una serie de técnicas que te ayudarán a dejar de ser tan distraído y a mantener tu atención en las cosas por períodos de tiempo más largos.

Primero que todo es necesario que te encuentres en un ambiente que te permita sentirte tranquilo y donde no te vayan a interrumpir a cada momento. También es recomendable que este espacio este limpio y ordenado. No te olvides de:

  • Tener todo el material de estudio a la mano
  • Mantener una buena postura
  • Haber descansado lo suficiente antes de comenzar

Luego de haber establecido estas condiciones básicas, ha llegado el momento de empezar a ejercitar nuestra capacidad de concentración.

El primer paso lo tomas en tu mente

Esto significa que debes tener un estado mental adecuado antes de comenzar a estudiar. ¿Te puedes imaginar yendo a dormir luego de haber tenido una conversación estresante o muy emocionante? Sería muy difícil ya que tu mente se encontraría aún en ese estado de alarma.

Así que, para comenzar a concentrarte, lo primero que debes hacer es liberar tu mente de cualquier pensamiento que le genere estrés. Esto lo puedes hacer mediante una caminata, escuchando música o realizando alguna otra actividad que te guste pero que no te produzca más agitación de la necesaria, estos son algunos de los mejores ejercicios de concentración.

Reconoce tu proceso de atención

Si quieres mejorar tu capacidad para concentrarte, es necesario que conozcas tu proceso de atención. Para hacer esto debes hacerte preguntas como:

  • ¿Cuáles estímulos se roban más mi atención?
  • ¿Por cuánto tiempo puedo mantenerme enfocado en una tarea?

Cuando tengas ubicados esos elementos te será mucho más fácil empezar a mejorar tu capacidad con ejercicios de concentración ya que podrás adoptar patrones de comportamiento que rompan con esas conductas que afectan tu atención.

Ejercicios para concentración

Elimina las distracciones

Si tenemos el teléfono a la mano es muy difícil que resistamos la tentación de agarrarlo para revisar nuestras redes sociales, por esta razón es mucho más fácil si colocamos el teléfono a una distancia de donde nos encontramos y si es posible, fuera de nuestra vista.

Si ya tenemos ubicadas cuales son nuestras principales distracciones (como se recomienda en la técnica anterior) nos será más fácil evitarlas y asegurarnos de que no estén presentes en el espacio donde realizaremos la sesión de estudios.

Presta atención a tu respiración

La respiración consciente es una de las actividades que más nos pueden ayudar a mantenernos presentes en el aquí y ahora. ¿Cuántas veces al día te dedicas a prestarle atención a tu respiración?, ¿Respiras por la boca o por la nariz?, ¿Lo haces de manera rápida o calmada?

Por lo general, cuando nos estresamos o estamos tensos, solemos respirar por la boca y tomar bocanadas de aire muy cortas. Lo más recomendable a la hora de realizar una actividad como la lectura o la escritura, es respirar a través de la nariz mientras lo hacemos, ya que al respirar por la nariz logramos relajar todo nuestro cuerpo y nuestra mente.

Planifica tus sesiones de estudio

Prepara un horario semanal en el cual determines la cantidad de tiempo que le dedicaras a estudiar cada día y colócalo en un espacio que esté al alcance de tus ojos. Esto te ayudará a mantener claros tus objetivos y será un fácil recordatorio de las actividades que tienes pendientes.

Intenta estudiar siempre a las mismas horas para que de esa manera tu cerebro vaya creando un hábito e identifique estos períodos de tiempo como momentos en los cuales tu atención debe estar al máximo.

Ejercicios de concentración

Gestiona correctamente tus períodos de concentración

Cuando realizamos alguna actividad que requiere de nuestra atención, pasamos por ciclos en los que tenemos puntos máximos en los cuales logramos concentrarnos de una manera más intensa. Estos momentos se denominan como “picos de máxima concentración”, donde se nos hace mucho más fácil comprender la información y retenerla.

Estos momentos suelen darse luego de que ya hemos estado estudiando por un período de tiempo. Pero, así como existen estos picos de concentración, también pasamos por declives en los cuales el nivel de concentración empieza a bajar. Esto suele suceder aproximadamente 40-60 minutos luego de que hemos empezando a estudiar (dependiendo del tema y de su nivel de dificultad).

Por este motivo, lo mejor que puedes hacer es ubicar los momentos en los cuales alcanzas tus picos de máxima concentración y luego, los momentos en los que tus niveles de concentración empiezan a decaer y usarlos a tu favor.

Date una recompensa cuando alcances alguna meta

Esta técnica de ejercicios de concentración consiste en “mantener los ojos en el premio” y te ayudará a mantenerte motivado durante tu sesión de estudios. Al fijar una meta y una recompensa, tu cerebro tendrá claro que, si logras alcanzarla, recibirás un estímulo placentero. Por esa razón, trabajará a tu favor y mantendrá toda tu atención en las acciones que debes realizar para alcanzar tu objetivo.

Las recompensas pueden ser un postre, una salida al cine o un break largo. Pero ten presente que para que esto funcione, no puedes premiarte sino logras cumplir con el objetivo que has establecido previamente, así que no hagas trampa.

Juega algún juego de vídeo.

¿Este método de ejercicios de concentración no te lo esperabas cierto? Pues, ¡sorpresa! La realidad es que, según varias investigaciones realizadas, los vídeo juegos te pueden ayudar a mejorar tu atención visual selectiva, lo cual te ayudará a prestarle más atención a ciertos estímulos, dejando de lado otra información que no sea tan relevante. De igual forma fomenta el desarrollo con ejercicios de concentración ya que si no le prestas atención a lo que estás haciendo, inevitablemente terminas perdiendo la partida.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies